Adiós a la atención médica costosa en Thousand Oaks

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






La atención de la salud puede ser cara para muchas personas como los estudiantes universitarios, incluidos los de bajo nivel socioeconómico. El Conejo Free Clinic (CFC) de Thousand Oaks es solo uno de los pocos servicios clínicos gratuitos altamente avanzados disponibles para ayudar a grupos minoritarios como la comunidad latina, que no tiene ningún acceso para recibir atención médica.

El CFC es una organización sin fines de lucro que sirve para proporcionar servicios médicos, dentales e incluso legales a los pacientes de forma completamente gratuita. Si la persona es un inmigrante indocumentado, no tiene residencia permante o ciudadanía, la asistencia médica se proporciona sin costo alguno. No es necesario un seguro médico.

El departamento médico de la clínica está compuesto por voluntarios médicos. Allí, el personal médico brinda una variedad de servicios de asistencia, como pruebas de detección de VIH y enfermedades de transmisión sexual (ETS), vacunas contra la gripe y exámenes de detección de cáncer. Si es necesario, el personal también presta servicios en los que pueden remitir a los pacientes de forma gratuita a cualquier médico especializado. Esto incluye servicios del Hospital de Los Robles, Amgen, Kaiser, UCLA Health, entre otros.

En cuanto a la atención farmacéutica del paciente, CFC también ayuda a los pacientes a recibir acceso a medicamentos costosos. Según Kathy Waters, una enfermera registrada en CFC, si a un paciente se le da una receta que no puede pagar generalmente llama al personal y se lo comunica. El paciente recibe una tarjeta de la clínica para que el medicamento recetado se reciba a un menor costo en la farmacia. Incluso Waters menciona que algunos pacientes pueden recibir un medicamento de $80 hasta tan solo $7.

El Dr. Ben Shavalian, farmacéutico y propietario de la práctica farmacéutica privada en North Oaks Pharmacy también ofrece un programa de ahorro de medicamentos recetados para pacientes de grupos minoritarios y de la comunidad latina. Según Shavalian, el programa de ahorros es un programa de descuentos especiales para acomodar a los pacientes que no pueden pagar los gastos de medicamentos recetados. Shavalian explica además que el programa es altamente efectivo y que los pacientes se ahorran en un promedio de entre 30 a 80 por ciento en el costo de los medicamentos recetados.

Según Betta Alton, una enfermera registrada en CFC, esta clínica supera al consultorio de cualquier médico y el sistema de apoyo que tienen se asegura de que el paciente esté siendo atendido de la mejor manera posible. Alton afirma que simplemente no examinan a los pacientes porque eso no es suficiente, en lugar, se aseguran de que se esté ayudando al paciente incluso después de su cuidado.

“En la clínica yo he sido paciente desde 1998… Yo quiero agradacer a la clínica por lo que hacen por la comunidad. Puedo ver y he tenido la oportunidad de ver cómo se [ha] ayudado a la gente. No nada más físico también dental y visual. Si hay alguna referencia que se tiene que hacer, allí la buscan y tratan de hacer los medios para que la gente obtenga la ayuda necesaria para la salud.” dijo Alma Pineda, una paciente de CFC.

Además del departamento médico, la división dental en CFC ofrece servicios dentales para adultos y niños. El Dr. John Graeser, director dental de la clínica, afirma que el objetivo de CFC dental es tratar a los pacientes con el mayor cuidado posible y llevarlos a través de todos sus tratamientos, ya que existen muchos obstáculos en el camino para llevarlos al lugar correcto. Los requisitos para recibir atención dental en CFC es un proceso fácil y rápido. Para recibir el servicios gratis, el paciente debe estar 200 por ciento por debajo de la línea de pobreza y debe proveer información sobre sus ingresos anuales.

La clínica también está buscando voluntarios, preferiblemente personas que puedan hablar español. También aceptan estudiantes de pregrado, especialmente aquellos interesados en carreras en el campo médico y dental que les gustaría tener la experiencia de aprender las tareas prácticas del día a día.

Por Natalie Mishkanian
Reportera