Proyecto África: Today We Shape The Future

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






En California Lutheran University hay muchos estudiantes que tienen metas para cambiar la comunidad o para cambiar el mundo como Ariana Ávila Torres, una estudiante de California Lutheran University que está

Transformando vidas: Ariana Ávila y su proyecto buscan apoyar la comunidad y la educación en Ghana. Foto por Gabby Flores- Fotoperiodista

Transformando vidas: Ariana Ávila y su proyecto buscan apoyar la comunidad y la educación en Ghana. Foto por Gabby Flores- Fotoperiodista

estudiando la carrera de educación.

Ávila siempre ha querido a los niños y sabía que quería ir a Ghana para ayudar y enseñar a niños, ya que es un país donde no hay muchos recursos para la educación. Ávila todavía no tiene una credencial para enseñar, sin embargo, si tiene el poder para ayudar a los niños de otra manera. Ella creó una fundación para construir escuelas y así ayudar a los niños a que puedan tener acceso a la educación.

Esta idea comenzó desde que Ávila estaba en el sexto grado, pues ella tenía la intención de ayudar al continente africano. Ella empezó a ahorrar dinero en un frasco para poder cumplir su sueño. Ángela Santana, una amiga de Ávila, explicó que el viaje de Ávila a África le abrió los ojos sobre la pobreza que existe en el país. Desde ese momento supo que Ávila iba a tomar acción para recaudar dinero para África. 

Según Ávila, un día en el tercer año de su escuela secundaria llegó la oportunidad que estaba espera ndo. La preparatoria ofrecía un viaje a Ghana. Con la influencia de sus maestros y los reportajes en los noticieros de televisión donde decían que África era un continente que no tiene muchos recursos para las familias y los niños decidió hacer el viaje.

“Esto es lo que quiero hacer por el resto de mi vida y por eso comencé mi organización que se llama Today We Shape The Future”  dice Ávila. Ella creó esta fundación para ayudar a las personas de África porque en sus ojos era donde necesitaba más ayuda, ya que la gente de este país no tiene los recursos para sobrevivir y mucho menos para tener acceso a la educación. Leslie Moreida, amiga de Ávila, comentó que ella estaba impresionada de que las niñas de África no saben cómo quedan embarazadas. La meta de esta organización es ayudar lo mejor posible a la comunidad de África.   

Ávila dijo, “no hay una cierta edad que tiene que llegar para poder tomar acción  especialmente si tu crees que algo no esta correcto o que algo es injusto, deberías hacer algo en este momento y por eso nació el nombre de Today We Shape The Future. De lo que hacemos hoy va a afectar el futuro.”

Ávila empezó a decirle a las personas por medio de su página personal de Instagram acerca de su fundación. Después cuando más amigos se enteraron de su organización creo una página de Instagram para que las personas se dieran cuenta de lo que hace o las recaudaciones que va a hacer. La página de Instagram se llama Today We Shape The Future. Tiene un GoFundMe, el cual es un sitio web en donde algunas organizaciones usan para recaudar fondos,  que está bajo el nombre de Ariana Ávila Torres: “School Construction in Ghana, Africa.” También, vende calcomanías para la causa que dicen “podemos y lo vamos hacer.” En la preparatoria Santa Ynez Valley Union, ubicada en Santa Bárbara, toma fotos de los estudiantes del cuarto año escolar para sus graduaciones y lo que gana va para la fundación.

Además, Ávila compartió que puede ser difícil que alguien le de dinero para su organización porque la gente puede pensar que no lo va usar para la construcción de escuelas. Sin embargo, si alguien le dona dinero, “es como si alguien cree en ti… alguien cree en la causa. Entonces eso es como un apoyo muy concreto” dijo Ávila.

Por causas personales Ávila no pudo llegar a su meta de ir este enero a África ya que solamente tiene $2,000 dólares y su meta era recaudar $10,000. Tiene planeado ir este verano (o antes de que se acabe el 2019) cuando ella no tenga clases para estar enfocada en este proyecto.

Ávila mencionó que tiene que batallar con sus clases, ir a su casa los fines de semana y estar al tanto con su organización. Se siente desecha por no poder lograr manejar estas cosas al mismo tiempo.

No pudo lograr su meta en el tiempo que ella planeó, y empezó a dudar si debería seguir con su fundación. Ella pensaba que iba ser muy fácil pero ahora con la escuela y su vida está mirando que es un poco complicado lograr su sueño, pero aun así ella no se va dar por vencida aunque sea un proceso lento.

Los estudiantes y los trabajadores de Cal Lutheran han demostrado su alegría y ánimo de saber que alguien como Ávila está en proceso de cambiar la vida de la comunidad de África. Los comentarios que Ávila recibe le dan fuerzas y más dedicación para poder realizar su sueño de ayudar a la comunidad africana.

Los papás de Ávila le siguen dando su apoyo. Como dijo Ávila, “Primero cuando su mamá se enteró le dijo, estás loca pero luego dijo siempre supe que lo ibas hacer.” Ávila mencionó que sin el apoyo de sus padres no creería que su sueño se estuviera haciendo realidad.

Por Nayeli Caballero
Reportera