Madres luchando por su educación

Compartiendo+logros%3A+Laura+Martinez+y+su+familia+en+su+graduaci%C3%B3n+de+Cal+Lutheran+este+mayo+de+2019.+Martinez+obtubo+una+licenciatura+en+estudios+educativos+interdisciplinarios.
Back to Article
Back to Article

Madres luchando por su educación

Compartiendo logros: Laura Martinez y su familia en su graduación de Cal Lutheran este mayo de 2019. Martinez obtubo una licenciatura en estudios educativos interdisciplinarios.

Compartiendo logros: Laura Martinez y su familia en su graduación de Cal Lutheran este mayo de 2019. Martinez obtubo una licenciatura en estudios educativos interdisciplinarios.

Compartiendo logros: Laura Martinez y su familia en su graduación de Cal Lutheran este mayo de 2019. Martinez obtubo una licenciatura en estudios educativos interdisciplinarios.

Compartiendo logros: Laura Martinez y su familia en su graduación de Cal Lutheran este mayo de 2019. Martinez obtubo una licenciatura en estudios educativos interdisciplinarios.

Ailyn Ramirez, Reportera

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Para una madre puede ser difícil regresar a la universidad, ya que tiene que hacer cambios para tener un mejor futuro. Los estudiantes no son los únicos que se sacrifican sino también la familia. Laura Martínez, estudiante en la credencial de enseñanza, se graduó de la Universidad Luterana de California en el 2019 con una licenciatura en estudios educativos interdisciplinarios. Ella tiene dos hijos.

  Martínez dijo que volver a la universidad significaba que su familia perdía tiempo para compartir con ella. “Mis hijos también sacrifican mucho. Muchas veces llego tarde de la escuela y ya están dormidos cuando llego… Mi hija se pone un poco triste cuando salgo tarde de la clase, o cuando tengo que ir a estudiar, pero ella entiende lo que hago para mejorar su futuro” dijo.

  Martínez dijo que es casi imposible establecer un horario, pero configurar varias alarmas en su teléfono le ayuda a organizar su tiempo. “Cada día es diferente, pero consiste en sesiones de terapia para mi hijo. [Él] es de necesidades especiales, y tiene terapia cada semana. También, tengo escuela, trabajo, mi hija juega fútbol, ​​citas del doctor o la dentista. Mi hijo va a una escuela mucho más lejos de mi hija, así que tengo que dejar y recogerlos en diferentes horas,” dijo Martínez.

  Los estudiantes con hijos no solo necesitan hacer horarios de clases, sino también establecer un horario de trabajo que les ayude a equilibrar todo. Nubia Ortega está cursando su cuarto año en Cal Lutheran y es madre soltera, se especializa en estudios educativos interdisciplinarios y en psicología. Ortega cuenta con la suerte de tener un trabajo que le ayuda a organizar su agenda.

  “Solo trabajo cuatro días a la semana y los otros tres días estoy por la noche con mi hijo. Trabajo los fines de semana, pero si ocupo otro día de descanso mi trabajo me ayuda y acomodan mi horario como yo les diga,” dijo Ortega.

  Rosalind Kasamis, quien está completando la credencial de especialista en educación preliminar en Cal Lutheran, tiene 3 hijos incluyendo un bebé de 8 meses. Kasamis dijo que, por equivocado que sea, generalmente trabaja en sus tareas durante otras clases.

  Ella hace esto debido a que su horario no le permite tener suficiente tiempo para completar las tareas fuera de su horario escolar. Ortega trabaja duro para terminar sus tareas entre la escuela y el trabajo o completarlas en la noche después que su hijo se duerme.

  Estas madres tienen diferentes razones para continuar sus estudios. Kasamis ha vuelto a la universidad para conseguir un mejor trabajo. Martínez siempre ha soñado con ser maestra y decidió que era hora de hacer su sueño realidad, y Ortega quiere un mejor futuro para ella y su hijo.

  El programa Bachelor’s Degree for Professionals, es un servicio ofrecido en Cal Lutheran diseñado para adultos que trabajan y que decidieron que era hora de regresar a completar sus estudios.

  Lisa Buono, directora de este programa, dijo que alrededor del 40 por ciento de estudiantes en el programa tiene hijos. El programa busca ayudar a estudiantes a tener éxito mientras equilibran todas sus responsabilidades.

  Las clases se ofrecen por las tardes y la mayoría son una vez por semana. Los cursos son ofrecidos en formato híbrido: mitad en persona y mitad en línea. Es un programa acelerado, por lo que los estudiantes toman dos clases cada trimestre. Se ofrecen clases y especializaciones en las extensiones de Woodland Hills y Oxnard.

  El programa ayuda con cualquier permiso de ausencia de hasta un año por cualquier motivo, incluyendo el permiso de maternidad. Kasamis dijo que la mayoría de las madres que estudian quieren que sus compañeros e incluso los profesores comprendan y respeten sus situaciones.