Desafios Económicos para Pagar la Matrícula

Yuliana Montes, Reportera

A medida que el costo de la matrícula incrementa en la Universidad Luterana de California, se vuelve más difícil para los estudiante de primera generación cubrir los costos. Un par de opciones para estos grandes pagos de matrícula son préstamos y becas. Estos pagos pueden acumularse rápidamente y afectar la salud mental y la posición académica de estos estudiantes.

De acuerdo, a la página oficial de Cal Lutheran, el costo de la matrícula en 2019 fue de $ 42,692, que generalmente aumenta aproximadamente un 4% anual. Muchos latinos luchan para pagar estos costos debido a que son estudiantes hispanos de primera generación y cuentan con bajos ingresos debido a que no pueden obtener mucha ayuda por parte de sus padres. Se ha encontrado que en los Estados Unidos, la deuda estudiantil puede causar depresión y ansiedad.

Ivon Sánchez, estudiante de Cal Lutheran dijo “No me alcanza el tiempo como quisiera y eso causa un estrés y una presión más inmensa en mi.” Sánchez es una latina de primera generación, de bajos ingresos. Ella recibió becas que la salvaron de pedir préstamos, pero aún necesita dos trabajos. Al trabajar unas doce horas semanales y ser una estudiante de tiempo completo, tiene poco tiempo para hacer su tarea lo cual afecta negativamente sus estudios y su carrera.

Monica Madrigal, una consejera académica para servicios de apoyo a los estudiantes (SSS) y ex estudiante de Cal Lutheran dijo “fue difícil porque no agarre muchas becas,” al hablar sobre pagar la matrícula. También dijo, “la mayor parte de cómo pagué la escuela fue préstamos y trabajando.” A Madrigal le resultó difícil pagar la matrícula, ya que no recibía mucho dinero de la escuela y no podía pedirle dinero a sus padres, ya que ellos todavía tenían deudas para saldar.

Madrigal se dio cuenta de cuánto dinero le debía a la universidad en su segundo año y le preocupaba porque no estaba segura de cómo pagarlo. Cuando fue a pedir ayuda, le dijeron que pidiera más préstamos, lo que la hizo pensar si debía continuar asistiendo a la universidad. 

Mireya Milian es una estudiante de STRIVE, el cual es un programa cuyo objetivo es apoyar a los estudiantes de posgrado de primera generación en educación de consejeros. Milian siente que fue muy afortunada al recibir becas de su licenciatura y no tener que pagar la matrícula hasta que asistió a la escuela de posgrado en Cal Lutheran. 

Mientras Milian consideraba asistir a la escuela de posgrado, esperó ocho años ya que no había apoyo financiero y necesitaba tiempo para prepararse. Millan estaba asustada y dudaba si continuar estudiando debido a los altos costos.

Luchar para pagar la matrícula puede tener un impacto negativo en un estudiante. Existe apoyo financiero para las personas que lo buscan. El sitio web de Cal Lutheran tiene enlaces para ayudar a los estudiantes a encontrar y solicitar becas si no prefieren optar por adquirir préstamos. Si un estudiante está estresado con los costos y necesita una persona para hablar Cal Lutheran ofrece ayuda con Servicios de Psicología y Consejería (CAPS).