Pasos Hacia Mejor Representación en Currículo Escolar

Hannah Sanders, Reportera & Lindsey Sadler, Reportera

Para muchos estudiantes y educadores, hay un interés creciente en la falta de la representación diversa en el currículo de la escuela. Cuatro profesoras de la Universidad Luterana de California compartieron su conocimiento de programas y partes de su propia enseñanza que fueron realizados para que el currículo de la escuela represente más voces y culturas.

Una manera en que las diversas perspectivas han sido implementadas en la educación primaria es a través de un cambio en el marco del contenido de las ciencias  sociales y historia.

Kristin Walker, una profesora de educación en la Universidad Luterana de California y asistente de dirección de Escuela Primaria Meadow Artes y Tecnologia (MATES), dijo en una entrevista por Zoom, que el estado de California implementó un marco nuevo en 2016 para las ciencias sociales y la historia. Mientras los valores son los mismos, la manera en que ellos son implementados fue transformada.

Walker dijo que esta perspectiva nueva es muy importante porque todos los estudiantes quieren saber que ellos encajan. Por enfatizar la representación racial, se cierra la brecha en salud y aprendizaje social y emocional de los estudiantes. Por eso, permite más crecimiento y potencial.

Cynthia Duarte, la directora del Centro de Igualdad y Justicia de Sarah W. Heath, dijo en una entrevista por Zoom, que en educación, es muy importante adoptar una perspectiva de riqueza cultural en vez de una perspectiva de déficit. En lugar de enfocarse solamente en los problemas y efectos negativos de estudiantes, esta perspectiva reconoce los beneficios y talentos de grupos subrepresentados en escuelas. Además, celebra sus fuerzas y potencial.

También, Duarte dijo que una manera práctica en que estos valores son implementados en la universidad es con el programa de la Colaboración para Hispanos en Educación Superior y Éxito Estudiantil (CHESS). Este programa es una coalición de profesores de la Universidad Luterana de California  y el colegio comunitario de Moorpark en que los profesores cambian el currículo de ciertas clases para que el currículo refleje la diversidad y necesidades de los estudiantes.

Estos cambios son necesarios porque hay una falta de representación de estudiantes en el currículo y literatura escolar. Utilizando estadísticas del Centro Cooperativo de Libros Infantiles (CCBC) de la Universidad de Wisconsin-Madison, el ilustrador David Huyck creó una infografía que muestra la diversidad en libros infantiles.

Según la infografía, 73.3% de los libros infantiles representaron personajes blancos, 12.5% representaron personajes que no son humanos, y 14.2% representaron personajes nativos americanos, latinos, africanos y africanoamericanos, y personajes de isleños del Pacífico en 2015.

Una persona que está trabajando para disminuir esta falta de representación es la doctora Gabriela Cázares, quien es directora del programa EDUCAL y profesora de educación en la Universidad. En su trabajo con EDUCAL, ella organizó una biblioteca de literatura infantil multicultural que celebra las experiencias e identidades diversas de cada estudiante. Todos tienen acceso a esta biblioteca, y está ubicada en la casa de Olsen (la cual se encuentra en la Calle Facultad).

También valorando la diversidad en educación es profesora del departamento de idiomas y culturas la doctora Sheridan Wigginton. En su nuevo libro “Unmastering the Script,” ella investiga cómo el currículo escolar de la República Dominicana representa la identidad dominicana y su relación con Haití. También, se enfoca en los estereotipos negativos de la población afrodescendiente. A través de su investigación, se puede ver que cuando el currículo incluye estereotipos negativos de un grupo, tiene un impacto negativo en los estudiantes.

A diferencia de esto, en su clase de Español 350, Raza y etnicidad en Latinoamérica, Wigginton comparte con sus estudiantes un “conocimiento profundo” de diversas poblaciones latinoamericanas.

Con respecto a la diversidad, en una entrvista por Zoom, ella dijo, “Entonces, no hay una apariencia única, no, de una persona de Latinoamérica,” igual a los Estados Unidos. Por lo consiguiente, hay que poner en práctica currículo que demuestra esta diversidad.

Wigginton opina que el proceso ideal de imponer nuevo currículo en la universidad debe ser una conversación de diversas voces. Según ella, “…cuando funciona de una manera ideal, nosotros los profesores escuchamos en conversación con los estudiantes de sus intereses, de sus necesidades,” y también con los líderes de la universidad.

Mientras hay mucho que hacer para avanzar la representación en el currículo, celebramos el progreso y animamos a ellos que están luchando por la diversidad en educación.