La hora del pandémico: Covid y el cuidado de los niños

Reportero+Sam+Irmas+tomo+estos+fotos+enseniando+la+importancia+de+los+servicios+de+las+programs.

Reportero Sam Irmas tomo estos fotos enseniando la importancia de los servicios de las programs.

Alexandra Infante, Reportera & Sam Irmas, Reportero

Los cambios realizados en el cuidado infantil en respuesta a covid, han presentado nuevos desafíos para los padres y proveedores de cuidado.

Deanna Hall, copresidenta y profesora de educación y desarrollo infantil en el Colegio comunitario del condado de Ventura, dijo en una entrevista por Zoom, que el cuidado infantil es esencial en fortalecer nuestra base de trabajadores y es una industria que es financiada por las padres.

Hall dijo que es importante tener apoyo de los gobiernos federales y del estado. Por qué las luchas financieras también podrían afectar a los niños que han tenido papás sin trabajo, y va a ser necesario tener cuidado que es informado a los traumas de los niños en el futuro.

También no es necesario conseguir los servicios de los guarderias en este tiempo. La profesora Hall dijo que no es una lástima si un niño no va a una guardería ahora. Lo más importante es que tienen adultos receptivos y el desarrollo social y educativo va a seguir normalmente. Pero ella dijo que los padres deben solicitar el manual de póliza y procedimiento del centro y que lo comparen con las pautas del estado si ocupan cuidado sus niños.

Una de las agencias que está implementado reglas para el cuidado preescolar e infantil en respuesta a Covid es Head Start. Head Start es un servicio del gobierno federal que apoya el desarrollo de la primera infancia y ofrece sus servicios a los centros educativos y también a los padres que solicitan cuidado para sus hijos.

Paula Herrera trabaja para Early Head Start y ofrece sus servicios a los niños de edad cero a tres años y las proveedoras que cuidan a los niños.

Herrera dijo por Zoom,“En mi opinión, el cambio más drástico es el contacto. Contacto con la familia, con los niños, la proveedora y los niños, el contacto es separado.” Ella refiere a la regla de los centros educativos y los guarderias en casa de que los padres de los niños no son permitidos entrar al centro.

Es necesario que los padres den aviso a los maestros de sus hijos, si ellos o su familia están expuestos al virus (Covid-19). “Si un niño está dispuesto a Covid, necesitan tener su catorce días en cuarentena o tienen necesitan tenerse una prueba. Si sale negativa pueden regresar, pero si no, tienen que esperar,” dijo Herrera.

Una de las proveedoras que está siguiendo las reglas de Early Head Start es la Sra. Irene Dooley. Hace 17 años que la Sra Irene Dooley es maestra y directora de una de las guarderías que están abiertas desde el coronavirus en el condado de San Joaquín. Cuida a 16 niños en su casa a las 5:30 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.

Dooley ofrece servicios como dar comida, y lecciones para niños que tienen parientes que trabajan. Su centro recibe apoyo de agencias de servicio, como “Early Head Start,” que necesita para tener las condiciones de salubridad. Ella dice que tiene mucho cuidado para que los parientes tengan confianza en su guardería.

Clinton Oie es director de auxiliares de la Universidad Luterana de California y el preescolar privado de la universidad. Cuando recibieron la notificación del coronavirus, hicieron más limpieza, limitaron el tamaño de los grupos, y mantuvieron a los niños afuera.

Reportero Sam Irmas tomo estos fotos enseniando la importancia de los servicios de las programs.

En marzo, cerró el centro y todavía no está abierto. Podrían abrir, pero con solo la mitad de los niños. Sr. Oie dice por Zoom, que todos los preescolares tienen dificultades financieras porque los parientes tienen miedo. El liderazgo del campus podría ofrecer apoyo en forma de subsidios. Al principio, pensó que cerraría la escuela temporalmente y todavía tiene la mentalidad de que se reabrirán pronto.

Padres en el condado de Ventura han tenido que reevaluar sus opciones para el cuidado de sus niños. Luz Ocegueda, quien trabaja en el departamento de policía en Santa Paula, tiene un bebé de seis meses y ha regresado a su trabajo.

Ocegueda dice que, “ Era una de los opciones [pagar por cuidado de infantil en un centro] pero la razón que decidí que [mi bebe] vaya con su abuelita fue porque estaban cerrados los centros de cuidar ninos y aparte yo tenía miedo en llevar a mi nino.”

Pero Ocegueda dijo que a lo mejor en el futuro ella decidiera solicitar el cuidado de un centro para su hijo. Ella dijo que es necesario “que pase un buen tiempo de que no hay casos positivos y entonces yo sentia agusto.”