La Nueva Realidad Para Atletas Estudiantiles

Sarah Reeves, Reportera & Alexis Rodriguez, Reportera

El año pasado, al principio del año escolar en la Universidad Luterana de California, los atletas de todo el campus se reunían para juegos, prácticas, entrenamiento de peso, sala de estudio y reuniones con los nuevos miembros del equipo.

Este año se afectó de manera diferente cuando COVID-19 se encontró en todo el mundo, cambiando los planes porque nos encontramos con clases en línea. Lo que fue más difícil para los atletas estudiantiles fue reunirse con su equipo porque no todos viven en el campus.

Los jugadores, entrenadores y programas deportivos enfrentaron al desafío y han esforzardo por aprovechar al máximo las dificultades que se enfrentan este año.

Mientras los entrenadores estaban tratando de crear un plan para este año bajo las circunstancias, también tuvieron que lidiar con la tecnología y mantenerse conectados con sus atletas.

Con las preocupaciones de tener una temporada cancelada y muchas preguntas en el aire sin respuestas, la mayoría– sino todos– los programas deportivos, como el fútbol masculino, tomaron un golpe desconocido para el equipo.

Miguel Ruiz, entrenador para el equipo de fútbol masculino, dijo que es muy difícil tenerlos juntos regularmente.

“Tenemos jugadores que viven en todo los Estados Unidos, entonces [zoom] es la única manera que podemos en este momento comunicarnos para que tenemos todo el equipo juntos”, dijo Ruiz en una entrevista por teléfono.

Los estudiantes de primer año se incorporan para el nuevo año escolar y les trae un obstáculo que otros estudiantes no tuvieron antes durante su primer año. Y por eso, la mayoría de los equipos tuvieron que adaptarse y encontrar una solución para mantenerse unificados en los tiempos difíciles, pidiendo un sistema de amigos.

Baylee Stoneham, una estudiante en el equipo de baile en su tercer año, dijo en una entrevista por llamada Facetime, lo que ella esta haciendo para estos nuevos miembros. Los miembros en su tercer o final año tienen una amiga que está en su primer año. Estos pares de provenes dan un apoyo con lo que los nuevos miembros necesitan.

Stoneham dijo que este sistema es una manera de crear una experiencia lo más normal posible para los miembros que no tienen una idea sobre la vida en la universidad.

Kelli DiMuro, entrenadora para el equipo de básquetbol femenino, dijo en una entrevista por Zoom, que las clases de Zoom son más duras, no han hecho conexiones y ha sido difícil para ellos socializar y conocer a la gente. No ha sido un comienzo regular de la universidad.

Ruiz también explicó que hay un efecto mental también para atletas que se refleja en sus clases y en su deporte.

“Si no tiene la mente clara, entonces no puede ser lo que puede. Y como los niños no pueden salir, le dan poco duro. Están frustrados porque no pueden hacer lo que, como era la vida antes,” Ruiz dijo.

Aunque la nueva vida de los estudiantes atletas ha sido un fuerte ajuste, un efecto positivo este año con los jugadores es que han tenido más comunicación estre el equipo, dijo DiMuro.

DiMuro dijo que tiene más conversaciones con los jugadores en Zoom o en el teléfono. Tienen conversaciones sobre la vida fuera del básquetbol y también conversaciones sobre lo que está pasando en la sociedad y la diversidad.

“Estamos esperando a ver si puede jugar en el primavera y eso son la decisión que la confidencia van a tomar” dijo Ruiz.